miércoles, 11 de septiembre de 2013

Tarta de Chocolate y Frambuesa

¡¡Hola!!

¿Qué tal va la semana? Vamos a por la entrada numero 100 ¿no? Yo esta semana tengo mucho trabajo porque hay varios cumpleaños y me toca hacer las tartas, pero contenta porque paso el tiempo muy entretenida. También ando disfrutando los últimos días de vacaciones porque el martes ya empezamos las clases y la rutina de nuevo (tendréis que darme una semana para ver como me adapto de nuevo después de tanto tiempo!!!). Pero hoy os traigo un encargo que me realizaron (desde aquí dar las gracias por confiar en mí), se trata de una tarta para un cumpleaños. Si te llaman y te dicen quiero chocolate y nata, el resto lo dejo a tu imaginación...es para volverse loca!!!! Os dejo la receta del bizcocho y os explico como hice el montaje para que os animéis a hacer esta tarta que según me dijeron estaba buenísima!! (para los amantes del chocolate).

INGREDIENTES (bizcocho):

- 180 ml. de aceite.
- 480 gr. de azúcar.
- 3 huevos.
- 475 gr. de harina.
- 4 cucharadas de extracto de vainilla.
- 275 ml. de leche.
- 3 cucharaditas de zumo de limón.
- 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato.
- 3 cucharaditas de vinagre blanco.

ELABORACIÓN:

Mezclamos la leche con el limón y lo dejamos reposar. En un recipiente ponemos el aceite, el azúcar y los huevos, removemos hasta que esté todo bien mezclado. Añadimos a la mezcla anterior la harina tamizada y la leche, alternando ambas. Por último añadimos el vinagre mezclado con el bicarbonato (cuando burbujee) y el extracto de vainilla.

En el horno precalentado a 180ºC introducimos los bizcochos (en mi caso realicé 3 bizcochos y luego los corte, pero podéis hacer un bizcocho y cortarlo) hasta que introduzcamos una brocheta y salga limpia.

Dejamos enfriar los bizcochos, los mojamos con almíbar (agua, azúcar y el extracto o licor al gusto), lo rellenamos la primera capa con una ganache de chocolate negro (ponemos 200 ml. de nata a cocer y añadimos 200 gr. de chocolate, dejamos enfriar en el frigorífico) y la segunda capa con una buena mermelada de frambuesa.

Preparamos una cobertura de chocolate realizando otro ganache, pero esta vez le añadiremos 30 gr. de mantequilla y cuando aun está caliente bañamos la tarta. Lo último es decorar la tarta con nata montada a nuestro gusto.





Como veis es muy sencillo de hacer y está muy rica y jugosa. El contraste del dulce del chocolate y la acidez de las frambuesas hace de esta tarta algo especial, un sabor irresistible. Yo como siempre os animo a hacerla porque simplemente es creer que podemos y estoy segura que lo conseguiréis!!!

Espero que os guste y disfrutéis de estos pequeños momentos. ¡Un besito!