viernes, 30 de agosto de 2013

Tortitas (tipo americanas)

¡¡Hola!!

¿Qué tal? ¿Preparados para terminar agosto? Yo ya estoy contando los días que quedan para empezar el segundo curso de Dirección de Cocina, e impaciente porque este año nos toca aprender pastelería!!! Hoy que se acerca el fin de semana os propongo para el domingo por la mañana sorprender a vuestra familia (conociendo a mi hermana seguro que pide que se las haga....) con un buen desayuno!!! Algo tan especial como unas tortitas acompañadas de chocolate, nata, sirope, mermelada e infinidades de cosas que podéis añadirle o simplemente solas que también están buenísimas, y para completar el desayuno nada como un buen vaso de zumo natural de naranja y un café.

La historia de las tortitas vino cuando Lester me dijo que quería algo nuevo para desayunar, y como el está encantado de ser el catador oficial (junto con toda la familia), pues yo más encantada aún de tener a alguien que opine sobre lo que hago y para ser mi primera vez haciendo tortitas no se dio muy mal la cosa. Os dejo la receta para que podáis sorprender este fin de semana y disfrutar de un desayuno en familia que nunca viene mal!!

INGREDIENTES (5-6 tortitas grandes o 8-10 pequeñas):

- 2 huevos.
- 1 cucharada de aceite.
- 250 ml. de leche (1 vaso).
- 3 cucharadas de azúcar.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 sobre de levadura.
- 200 gr. de harina.

ELABORACIÓN:

En un recipiente comenzamos a batir los huevos con unas varillas, añadimos el azúcar y la sal, batimos hasta que esté todo bien incorporado (tanto el azúcar y la sal diluidas en el huevo). Añadimos la leche y el aceite, seguimos batiendo y por último añadimos el harina junto con la levadura tamizadas a la mezcla (con el fin de no tener grumos). Debe quedar una masa espesa.

En una sartén caliente engrasada con algo de mantequilla echamos un poco de masa y la esparcimos hasta que se forme un redondel grueso, cuando comience a burbujear la tortita por arriba le damos la vuelta (tienen que quedar doraditas) y las vamos apilando en un plato para que guarden el calor. Lo siguiente es servirlo con lo que más os guste y a disfrutar de ellas!!




Como veis es muy sencillo de hacer, en cosa de 15 minutos están todas hechas y lista para comerlas. Lo que más me gusta es que son muy esponjosas y puedes comerlas solas porque no son nada secas, pero os aviso que llenan muchisimo!! La próxima semana vuelvo con más recetas, entre ellas mi famosa empanada de pollo que está buenísima y si que es fácil de hacer!!

Espero que os guste y disfrutéis de estos pequeños momentos. ¡Un besito!