viernes, 25 de enero de 2013

Quiche Lorraine

¡¡Hola!!

     ¿Qué tal va esa semana? Os traigo la segunda receta, ya que últimamente hay muchos empates en las encuestas....yo me alegro porque así os doy más opciones para poder hacer cosas nuevas el fin de semana ¿no? En este caso se trata de un plato de origen francés y que se sirve tanto caliente como frío y esta igual de bueno y estoy segura que a los niños les va a encantar porque parece una especie de pizza y a los mayores más. Paso a daros los ingredientes!!

INGREDIENTES:

Para la pasta quebrada:
- 250 gr. de harina.
- 125 gr. de mantequilla (en pomada).
- 1 huevo.
- 3 cucharadas de agua (muy fría).
- Una pizca de sal.

Para el relleno:
- 250 gr. de bacon.
- 4 huevos.
- 3 dl. de nata.
- Sal.
- Pimienta blanca.
- Nuez moscada.

ELABORACIÓN:

     Para la pasta quebrada, hacemos un volcán con la harina y se  ponen  todos los ingredientes dentro y se amasa todo hasta quedar una masa homogénea. Dejamos reposar la masa en el frigorífico durante unas 3 horas (por ejemplo si lo queréis hacer para la cena podéis hacerla por la mediodía y dejarlo en el frigorífico y para la noche esta hecha la masa.


      Una vez haya reposado la masa, se estira con un rodillo y se deja de un grosor de unos 4 mm. y se forra un molde de unos 22 cm (os dejo una foto del molde que yo utilizo) untado previamente con mantequilla. Se pincha la masa con un tenedor y además ponemos un papel de horno encima y unos garbanzos que podemos tener simplemente para hacer este tipo de cocción que en cocina se llama "cocer en blanco". Lo metemos al horno durante 12 a 14 minutos en el horno precalentado a 200º C y se deja enfriar.



     Mientras se hace la masa y después la dejamos enfriar, se dora en una sartén con mantequilla el bacon cortada en bastones  y se reparte sobre la masa (ya con los garbanzos que guardaremos para otra ocasión y el papel de horno retirado).

     Se baten los huevos, se añade la nata y la pimienta, la sal y la nuez moscada. Se vierte esta mezcla sobre la masa y los bastones de bacon y se vuelve a introducir al horno puesto abajo del todo y con la posición de calor por los dos lados puesta, unos 30 minutos al horno, dependiendo del horno, lo mismo podéis retirarlo antes.




   Como opciones, os diré que en el momento de echar el bacon, podéis echar ingredientes como cebolla, bacon o cualquier ingrediente que os guste. La superficie debe quedar doradita y como os dije antes podéis elegir como servirla si fría o caliente. 

     Sin más hoy me despido y espero que os animéis a hacerla porque además como en muchos casos os digo son cosas que los niños os pueden ayudar y seguro que si ayudan a hacerlo, lo comen encantados!!

     Espero que os guste y disfrutéis de estos pequeños momentos. ¡Un besito!